La actriz y activista estadounidense Jane Fonda cumple su palabra y nuevamente protestó este viernes en contra del cambio climático sin embargo, evitó ser arrestada.

La protagonista de Grace and Frankie lideró nuevamente, en Washington, DC., a una multitud preocupada por las condiciones climatológicas como parte de su campaña Friday Drill Dray, pero, a diferencia de los viernes pasados, esta vez no fue detenida.

Foto: internet

La manifestación, que este día tuvo entre sus asistentes a Ben Cohen y Jerry Greenfield, cofundadores de una conocida empresa de helados, inició en el Capitolio y continuó su marcha hasta las puertas de la Casa Blanca. En algún punto Fonda se retiró.

La también escritora ya había adelantado que, para su próxima protesta, evitaría ser arrestada, toda vez que su detención podría ser más larga y debe prepararse para el rodaje de la nueva temporada de Grace and Frankie.

Foto: internet

El 1 de noviembre, Fonda fue arrestada por cuarto viernes consecutivos por “hacinamiento, obstrucción o incomodidad”, y se vio obligada a pasar una noche en prisión. Si era detenida nuevamente, podría haber tenido una estadía más larga en la cárcel.

Durante el Friday Drill Dray, que comenzó el 11 de octubre, la ganadora de dos premios Oscar ha estado acompañada de sus colegas Rosanna Arquette, Catherine Keener, Ted Danson y Sam Waterston.