Hoy hablaremos de un tema que a todos nos interesa y descubriremos por que es tan importante conocer las diferentes etapas de tan espinoso tema.

En la actualidad las relaciones sentimentales son una parte especial del ser humano, en convivir y relacionar diferentes aspectos de tu vida diaria, como ir a caminar a un parque, comer un helado e incluso ver una película.

Pero ¿Como entender las etapas del amor y el desamor?

Jocelyn Moreno Mayen

Lic. Psicología y especialización en Desarrollo Humano nos explica 9 pasos para comprender el amor y el desamor.

Para empezar

  1. ¿Qué es el enamoramiento?

El enamoramiento es un estado emocional que puede identificarse por la felicidad que ocasiona en nosotros otra persona en donde se percibe en el otro solamente la parte positiva, lo que deseamos ver, muchas veces con un sentido ideal y no real, en donde creemos haber hallado al complemento perfecto.

En este estado fluye la entrega, la pasión en la que constantemente se vive una situación de éxtasis; por lo que esta situación que se vive como enamoramiento en netamente inconsciente, si lo vemos desde la parte biológica, intervienen numerosas sustancias químicas como lo es la adrenalina, noradrenalina, oxitocina, etc, que de esta manera manipulan nuestra voluntad y nos condiciona a ver lo que queremos ver.

De tal manera, que, cuando el enamoramiento termina podemos ver quienes son en realidad, entonces podemos confirmar la famosa frase “El amor es ciego”

Por eso, un punto muy importante que debemos entender es que amar es aceptar al ser amado tal como es, comprender que es amor sincero, que no haga sentir que realmente está para nosotros y que nos apoyará cuando lo necesitemos. Para llegar hasta este punto en la relación, ambos tienen que respetar a su pareja, porque a partir de eso se deriva la confianza, un elemento primordial dentro de este vínculo, recuerden que Respeto + Comunicación = Confianza.

2. ¿Es posible hacer algo para evitar el amor?

Primero que nada, es importante que identifiquemos que ante la pérdida de un ser querido (la perdida no necesariamente tiene que ver con la muerte, sino mas bien con la ausencia de la persona amada) pasamos por un proceso psicológico llamado duelo, que, es diferente en cada uno de nosotros, podemos sufrir diferentes síntomas como: negación, ira, depresión y aceptación.

Por lo tanto, el dolor no se puede evitar ya que es un proceso natural y necesario para experimentar y superar esa ausencia, lo que nos conduce a la necesidad de adaptación a una nueva situación.

Definamos las 5 etapas del duelo de la siguiente manera:

  1. Negación: Como supervivencia inicial y de supervivencia, utilizamos este mecanismo de defensa para rechazar la realidad de la situación. En este momento no estamos preparados para soportar todo ese dolor, la función de esta fase es amortiguar el dolor que florece ante esa pérdida.
  1. La ira: En esta etapa comienza a ser evidente la realidad de la situación, el dolor es tan grande que empezamos a plantear la injusticia existencial del abandono o ausencia en cuestión. Por otro lado, la ira es necesaria tomándolo como un proceso emocional en donde el corazón despierta a través del dolor, que ayudará a forjar un nuevo camino para poder superarlo y no embaucarse en el papel de “victima”.
  1. Negociación: En esta etapa comenzamos a negociar con nosotros mismos, es decir, comenzamos a hacer pactos e incluso hallamos un sentido lógico a lo que sucedió y así plantear proyectos vitales que nutran aun más el sentido a la pérdida y a la vida misma.
  2. Depresión: Surgen sentimientos profundos de tristeza, vacío, dolor, impotencia y miedo ante la situación. Se comienza a ver la realidad de la situación, cuando esto sucede se sabe que durará para siempre.
  3. Aceptación: Se comienza a aceptar la pérdida, llenarla de sentido y comprendiéndola como parte de las experiencias de vida.

El dolor va de la mano con el sufrimiento, si estas pasando por una situación similar; como ya se mencionó, el dolor no se puede evitar, pero lo que si puedes hacer es elegir si quieres seguir sufriendo por esa situación o ser valiente y aceptar lo que está pasando y tomarlo de la mejor manera, ya que gracias a eso estas aprendiendo a ser más selectivo y a decir NO cuando algo este sobrepasando tus límites.

3. ¿Hay alguna receta para olvidar a esa persona tan especial?

Como tal, no existe una receta secreta para olvidar, porque realmente no olvidas sino aprendes a vivir con esos recuerdos. Como lo mencionamos anteriormente, ante la ruptura, pasamos por un proceso psicológico “Duelo” que si se maneja de manera correcta llegamos a la conclusión de aceptar de manera positiva esa ruptura; es a prender a recordar sin rencor y, sobre todo, perdonar lo que pasó. Trascender de manera sana.

 

4. ¿Cómo identificar cuando realmente es amor o es un capricho?

Capricho VS Amor verdadero

Definamos ambos puntos, el capricho es un amor falso, es irreal y suele ser egoísta por lo que una relación de este tipo no llegará más allá del fracaso, sin embargo, el amor verdadero es bondadoso, no busca sus propios intereses y por lo tanto no es egoísta ni egocéntrico.

Ejemplo:

Amor verdadero: Es muy probable que el interés romántico empiece después de meses e incluso años, ya que pasaron por todos los puntos fuertes y definitivos para seguir en la relación y a pesar de eso siguen juntos aceptándose tal como son.

Capricho: La atracción romántica comienza de inmediato en horas, días o semanas, esta atracción es meramente física.

5. Etapas de una relación

1. Enamoramiento: Ya que sabemos que el enamoramiento es un estado emocional, en donde atribuimos rasgos y características que la otra persona, no tiene pero que nuestra necesidad de afecto nos lleva a inventarle para así seguir enamorados.

2. Conocimiento: Esta vez, el enamoramiento nos lleva al conocimiento más profundo e íntimo de la otra persona, es aquí en donde descubrimos las diferencias y singularidades de ambos. Comienzan a existir pequeñas molestias que se solucionan con besos y caricias al instante.

3. Convivencia: En esta etapa comienzan a sentirse las rutina, costumbres y derivado de ello “el aburrimiento”, se forman hábitos donde el núcleo social genera estragos en la relación complicando las decisiones de pareja y comienzan a resaltar los celos.

4. Autoafirmación: Después del deseo de compartir todo, comienza a surgir las necesidades individuales y las defensas de estas. Se planean actividades por separado, por lo que en esta etapa comienzan los conflictos. Los intereses cambian, pero ojo, eso no significa que se pierda el interés por la pareja, tener intereses diferentes no significa tener menos interés en el otro.

5. Crecimiento: En este momento se toma la decisión de profundizar la relación, tiende a ser más estable y madura. Las decisiones van enfocadas a cumplir proyectos en común e incluso formar una familia, de nuevo surge la ilusión, la emoción y el entusiasmo por compartir nuevas experiencias en las que ambos están de acuerdo.

6. Adaptación: Es momento de la consolidación o en su defecto, la ruptura, la problemática de esta etapa es que se puede llegar a ella pensando que ya no hay más que hacer, sin embargo, el éxito para mantenerse unidos es tratarse como compañeros, apoyarse y reconocer el valor del otro en nuestras vidas.

 

6. Celos

Actualmente los celos están muy normalizados, es muy común escuchar opiniones como: que el sentir celos es “normal” o ser considerados como una muestra de “amor”. Psicológicamente los celos no tienen nada que ver con sentir amor, los celos son en sí un tipo de desconfianza hacia el otro y por tanto inseguridad.

Los celos normales o patológicos son en ambos casos un problema y una desconfianza injustificada. Es angustiarse de que algo malo llegue a pasar o el simple hecho de perder al ser amado; lo único que se ocasionan con los celos es que terminen provocando lo que se temía.

Si soy muy repetitiva en que en una relación primordialmente tiene que existir respeto, comunicación y confianza es porque gracias a eso se pueden evitar las inseguridades que derivan los celos. Si no brindamos la seguridad necesaria en nuestra pareja y actuamos como no nos importará estamos dando paso a que esas inseguridades crezcan al igual que los conflictos. Por eso es vital expresar como nos sentimos ante esos comportamientos siendo honestos y objetivos, dejando el orgullo a un lado.

7. Relación Tóxica VS Relación sana

Una relación tóxica es aquella que se identifica por la forma dañina de actuar de uno o de ambos integrantes de la relación, generando acciones incluso hasta de violencia. Por lo general en estas relaciones existe miedo, desconfianza, control y manipulación, no hay libertad para crecer individualmente, la pareja controla tu vida e incluso llega a limitar los vínculos importantes en tu vida. Constantemente se genera incertidumbre emocional, a veces es caótica y en otras parece que todo va de maravilla, es como si estuvieras en una montaña rusa de emociones.

Existe una fuerte dependencia emocional que dificulta la salida de esa relación, incluso sabiendo que el futuro de ese vinculo no es favorable

Por otro lado, en una relación sana existe empatía, te entusiasma los logros de tu pareja, lo impulsas y alientas a que cumpla sus metas, apoyándolo en todo momento. Es indispensable el amor propio para así amar al otro, porque si no te amas, difícilmente sabrás amar y cuidar de tu pareja.

En estos tiempos esta muy enfatizada la parte del sentirse feliz por encontrar un amor, que por fomentar el amor propio. Si realmente hubiese ese amor propio en donde te puedas sentir completo aun sin tu pareja, definitivamente no sufriríamos tanto en la ruptura de una relación y mucho menos en la búsqueda de esta.

8. ¿Cómo poder luchar con una ruptura amorosa?

Afrontando lo que está pasando siempre de manera positiva, amarnos y respetarnos. Sé que en ese momento es difícil ser positivos y objetivos, después de todo es un proceso difícil, pero si no ponemos de nuestra parte para que ese dolor desaparezca poco a poco, entonces es proceso lo sentiremos más largo de lo normal.

Al no darnos el valor que realmente merecemos, nos conformamos con lo que los demás nos dan, porque creemos que eso es lo que valemos, y soportamos todo lo insoportable por ese amor que lo único que hace es quitarnos nuestra energía y nuestra esencia. Trabajemos en ese autorespeto y amor propio y entonces en nuestras vidas habrá personas que se amen y respeten al mismo nivel en que nosotros lo hacemos.

9. ¿Cómo desintoxicarse?

No está de más hablar de lo que estás pasando con tu círculo más cercano, en ese momento necesitas de personas que realmente te quieran y si sientes que las circunstancias sobrepasan tus fuerzas puedes acudir con profesionales de la salud mental, te ayudarán a concebir un punto de vista más lógico.

Retoma actividades que dejaste de hacer y que te apasionan, distráete con las personas más allegadas a ti. No es opción el que acudas a estimulantes etílicos, porque el alcohol es un potencializador y el único resultado que obtendrás es sentirte peor, si te sientes en una situación destructiva ¿Por qué entrar a una situación de ese tipo para destruirte más?

En conclusión Lic. Moreno ¿Qué consejo podríamos seguir?

Ante todas las circunstancias difíciles que estés pasando cambia las preguntas ¿Por qué me pasa esto a mí? por ¿Para qué me pasa esto a mí?

Démosle el sentido correcto a nuestras experiencias, tenemos que ser más introspectivos y analíticos para así comenzar a modificar conductas o hábitos que no nos sirven y entonces edificar nuestro futuro.

Jocelyne Moreno – Capital Mujer