Los hombres no odian el sexo oral. De hecho, algunos hombres realmente prefieren los blow jobs al sexo real. Pero el sexo oral puede tener sus propios aspectos negativos y muchos de estos vienen con el orgasmo.

1. Dientes

El dolor es inimaginable. Estar recibiendo sexo oral y de repente sentir unos dientes se siente como la peor traición. Es como cuando alguien te da un pastel de chocolate y mientras te lo estás comiendo, te pega en el estómago sin avisar.

 

2. Decirte que va a terminar cuando en realidad le falta bastante

Puede ser muy incómodo pensar que el orgasmo ya viene, decirle a tu pareja y después darte cuenta que solo era una falsa alarma. Es como decirle a un corredor de maratón que está llegando a la meta cuando apenas lleva la mitad.

 

3. Que ya va a tener un orgasmo

Es un pene que va a eyacular, no un dispositivo explosivo. Por favor, mínimo, cúbrelo con tu mano. Si no lo haces, todo el semen acaba embarrado en la cama, estómago de tu pareja o lugares en donde NO debería haber semen. No es el tipo de cosas que quieres encontrar en tus sábanas cuando menos te lo esperas.

 

4. Incómodamente tratar de darte instrucciones verbales cuando está a punto de venirse

Tratar de darle instrucciones a alguien cuando estás cerca de un orgasmo, aunque eso signifique más placer, es como tratar de mantener tus ojos abiertos cuando vas a estornudar. Imposible y potencialmente peligroso.

 

5. Sentirse demasiado acomplejado sobre sus genitales y su zona íntima

A veces, en los momentos de pasión, tu mente se puede ir a otros lugares. Y cuando él lo hace, se pone a pensar cosas como: ¿a qué olerán mis testículos? Y esa pregunta lo perseguirá para siempre.

 

6. Preguntarse si se está tomando demasiado tiempo

Esta es la metáfora de “la cazuela de agua que si estás viendo nunca hervirá”. Una vez que él comienza a preguntarse si se está tardando mucho, solo se tardará MÁS. Y así sucesivamente.

 

7. Venirse antes que tú

El problema aquí, realmente, es que el blow job que le diste fue demasiado bueno y ahora no puede tener sexo un rato. ¿Será el peor problema que tendrá un pene a lo largo de su vida? Probablemente no. ¿Tu novio se pondrá triste? Absolutamente.

 

8. La ansiedad de intentar adivinar lo que tú estás pensando

Si un hombre siente que no estás disfrutando darle un blow job, esto puede distraerlo. Si quieres darle sexo oral, bien. Si no quieres, bien. No te sientas obligada. Esto debe ser una regla para cualquier cosa relacionada con el sexo. ¡Recuérdalo!