Te presentamos las ventajas que tendrá tu salud al practicar una de las actividades que más disfruta el ser humano, el buen sexo.

Tener una buena condición física es el resultado de practicar está actividad con frecuencia de tres a cuatro veces por semana, ya que está comprobado que es un ejercicio bastante completo, además de que fortaleces el sistema inmunológico y nos divierte bastante.

El sexo es un ejercicio cardiovascular más completo, estimulando la circulación de la sangre, eleva los latidos cardíacos y activa el intercambio de oxigeno entre las células y los glóbulos rojos, por lo que tu corazón te lo agradecerá.

El sexo y la belleza van ligados de la mano, durante una maratónica sesión al sudar ayudas a liberar toxinas, creando un gran beneficio no solo para el organismo sino para la piel viéndose más tersa y con apariencia más joven.

La oxitocina,” la hormona del amor” es liberada durante el sexo, un afrodisíaco natural que contribuye a genera lazos de amor, confianza y a unir a las personas. Junto con esta hormona también liberamos endorfinas, sustancia que proporciona una sensación de placer, felicidad y bienestar.

Son muchos los estudios que indican que tener un buen sexo ayuda a evitar el estrés, al estallar en el orgasmo, nuestro cuerpo y mente sueltan las tensiones, haciendo que llegues a un estado de relajamiento total.

Y claro también está comprobado que tener un sexo de calidad hace que vivas más años por los beneficios que la da a tu salud y si es con la persona que amas los beneficios se multiplican al doble, ¿qué más necesitas para practicarlo el día de hoy?