Las actrices Claudia Álvarez y Miri Higareda destacaron la importancia de filmar en espacios naturales o públicos de México, porque aseguraron que ello promueve el turismo en el país.

En entrevista con Notimex con motivo de su participación en la cinta Todos caen, Miri Higareda aseguró: “El cine viaja por el mundo, filmamos unas escenas en San Carlos, Sonora, la película ya se estrenó en Estados Unidos y nos dicen: ‘Oigan, este lugar es ¡increíble!’, y pues sí, la única manera de que muchas personas se enteren de este sitio es a través de esta película”.

Foto: internet

Claudia Álvarez destacó, por su parte, la importancia de hacer visibles los espacios turísticos que hay en el territorio nacional a través de las producciones cinematográficas realizadas en México, ya que considera que se logra desarrollar una plataforma importante que incentiva el turismo a través de diferentes  locaciones.

Higareda, quien da vida a “Sam” en la cinta Todos caen, que este viernes se estrena a nivel nacional y es producida por su hermana Martha Higareda, agregó: “Siento que es muy importante que sigamos enseñando nuestro México, porque es ¡precioso y rico en escenarios naturales!”.

Foto: internet

El largometraje es protagonizado por Martha Higareda, Omar Chaparro, Mauricio Barrientos “El Diablito”, Miri Higareda, Santiago Michel, Consuelo Duval y Claudia Álvarez. Algunas de las escenas se rodaron en la Ciudad de México y en San Carlos, Sonora, por lo que Miri señaló: “Enseñemos nuestro México, ¡es bien bonito!”.

Cambios a la ley

Las declaraciones de ambas artistas surgieron a raíz de la reciente propuesta de modificar el artículo cuarto de la Ley de Filmaciones de la Ciudad de México, en específico el inciso relacionado con el “Aviso gratuito” para poder filmar en espacios públicos, pues de acuerdo con la diputada Leticia Varela (Morena), esto provoca saturación y tránsito en las vialidades.

La legisladora incluso puso de ejemplo a la película Roma, de Alfonso Cuarón, ganadora del Oscar a Mejor Película Extranjera, cuya filmación tuvo lugar en algunas colonias de la Ciudad de México entre octubre de 2016 y marzo de 2017.

La producción enfrentó problemas cuando el entonces jefe delegacional, Ricardo Monreal, encabezó un operativo para desalojar al equipo de filmación bajo el argumento de que tenía varias calles de la zona Centro cerradas.

 

Por Luis Echeverría Sánchez