Todos los bebés son únicos y se desarrollan a su propio ritmo. Las etapas de crecimiento muestran lo que el pequeño puede lograr a lo largo del tiempo.

Generalmente, a partir de los seis meses, es buen momento para comenzar a enseñarle a tu bebé a tomar líquidos directamente de un vaso entrenador, pero si deseas esperar más tiempo, es completamente válido. Solo ten en cuenta que  mientras más tiempo usa el biberón, más difícil será hacer la transición.

Es recomendable que el primer vaso entrenador cuente asas flexibles para un mejor agarre, y boquillas suaves de silicón para una mejor succión y para cuidar las encías de tu pequeño. Al contar con esta última característica, se disminuye la diferencia respecto al seno materno o del biberón, por lo que le será más fácil acostumbrarse a esta nueva etapa.

Además, con esta transición también se estimula su coordinación motora, ya que el pequeño realizará movimientos constantes para llevar objetos de la mano a la boca, volviéndolo cada vez más independiente.

Algunas sugerencias que han compartido con nosotros los expertos de Playtex Baby, para elegir un vaso entrenador adecuado, son las siguientes:

Desde los 4 meses:

  • Vasos con capacidad de 6oz.
  • Procurar que tenga boquilla suave de silicona para facilitar la transición.
  • Que sea a prueba de derrames, roturas y fugas.

Desde los 9 meses:

  • Vasos con capacidades de hasta de 9oz.
  • Procurar que tengan válvulas anti-derrame, fáciles de limpiar.
  • Los diseños ergonómicos facilitarán el agarre de las pequeñas manos.

De 12 meses en adelante:

  • Vasos con capacidad de 9oz en adelante.
  • Procurar vasos que cuenten con aislamiento de doble pared para mantener las bebidas frescas por más tiempo.
  • Asegurarse de que el vaso cierra herméticamente y no produce goteo.
Si quieren conocer los vasos playtex, tenemos 5 kits a las 5 primeras personas que nos escriban a: promociones@capitalmedia.mx
¡No tardes!