1. Toma agua

Sustituye tu café, jugo de frutas, refresco o té por agua. Si necesitas algo de sabor puedes ponerle unas gotas de limón. Con este cambio eliminarías un consumo de 250 calorías diarias, lo que significan entre 5 y seis kilos en seis meses!

2. Camina

En vez de estar dando vueltas en el estacionamiento hasta encontrar un lugar frente a la entrada, intenta dejar tu auto en la zona más alejada. Además de que harás un poco de ejercicio al caminar, reducirás el estrés de estar “peleando” por un lugar.

Esa breve caminata podría ayudarte a quemar entre 20 y 30 calorías. A largo plazo, si lo haces todos los días podrías perder hasta un kilo en 6 meses.

3. Mejor light

Si sustituyes los alimentos que puedas por su versión light podrías eliminar entre 200 y 250 calorías. Estamos hablando de mayonesa, crema, yogur, aderezos, gelatina, etc.

Mantente así y podrías perder hasta un kilo cada mes.

Como ves estos pequeños cambios de hábitos no son drásticos y te puedes sorprender de la respuesta que tu metabolismo puede tener ante ellos. ¡Anímate!

Beneficios de tener sexo con frecuencia

Snacks contra la ansiedad